Facebook Twitter Google +1     Admin

Claraboya

cuerda beso rosa
Mira a través de ella y deja pasar tu luz.

Se muestran los artículos pertenecientes a Mayo de 2004.

De maestro el tiempo

Se dice que el tiempo es un gran maestro; lo malo es, que va mantando a sus discípulos.Hector Berlioz

Después de leer esta frase, he pensado pedir un cambio de maestro, o si me quedo con éste, igual tendré que adoptar algunas medidas.... Puedo intentar ser una de sus alumnas adelantadas (si, ya sé ...... os ha venido a la memoria “la pelota de la clase”) . Pues os diré que nunca fue mi estilo, pero igual...... es momento de cambiar.....

También podría demostrarle..... que vivo cada uno de sus segundos como si fuera el último, a lo mejor así se hacía adicto a mis constantes vitales y .......

Por último está también la opción de olvidarse de que existe, ignorarle, pero igualmente vivir cada uno de sus segundos como si fuera el último....., y a lo mejor otros copian mi examen y sacamos todos sobresaliente.

Brisa Urbana
03/05/2004 00:04 #. Frases y Comentarios Hay 6 comentarios.

Vuelo de Sirena

Hoy he decidido plantarme. Me he sentado en la tierra para ver si me salían raíces, y en su lugar me han salido escamas.

He llegado a la playa y al entrar en el agua, a mi cuerpo de sirena, le han crecido alas.

He alzado el vuelo y mientras disfrutaba de la libertad de volar, he recordado la belleza de hacer camino y he pedido que me devolvieran mis pies.

Ahora y sólo ahora mientras camino por mi ciudad de regreso a mi vida, me he dado cuenta de cuanto me gusta, ya no necesito, ni raíces, ni escamas, ni alas, solo necesito vivirla.

Brisa Urbana
05/05/2004 00:57 #. Mi pequeño mundo Hay 8 comentarios.


!Sorpresa!

Hoy estreno “logo”, ha sido un regalo de mi amigo de utopia y aprovecho este post para darle las gracias.

Nuevas posibilidades

Ahora si paseas por mi blog o escribes un comentario, yo te estaré observando desde mi pequeña ventana, batiré mis alas en señal de bienvenida, y te miraré entre curiosa y divertida para ver si te puedo adivinar, pero eso requiere practica y a mi me falta tiempo..... así que mejor sigue dejando tus datos para que te encuentre y tus palabras para que te vea........

Brisa Urbana
06/05/2004 00:16 #. Mi pequeño mundo Hay 9 comentarios.

Miedo

Este post se lo dedico a ese miedo que tantas veces me inoportuna y me impide hacer cosas. Incluso cuando era pequeña en las noches oscuras y sin estrellas a veces me visitaba y me obligaba a encender la luz, ahora y simbólicamente a través de mi claraboya quiero que esa luz esté siempre encendida.

Va por tí

He decidido bautizar a mi miedo con el nombre de “Pepe” ¿Porqué? Porque Pepe es un nombre corriente y popular, igual que él.

Estoy harta de sus monólogos y de su carácter dominante.

Hoy me he citado con “Pepe” en un bar de esos de moda, pero no pienso aparecer.

Mañana igual también quedo, es posible que después de 2 ó 3 plantones ..... , decida olvidarme y desaparezca de mi vida para siempre.

Brisa Urbana
07/05/2004 07:22 #. Mi pequeño mundo Hay 14 comentarios.

La antítesis

En un rincón del último jardín, bajo un almendro cuyas ramas antaño aparecían cubiertas de flores y hoy secas y escasas, apenas ofrecen un poco de sombra y de cobijo en el seno de su abrazo.

Hoy en ese árbol triste y olvidado, como símbolo de lo que fue y no es, he querido sepultar las cenizas de lo que fui y no soy.

Entre las cenizas ...... mis mascaras, mis etiquetas que no me pertenecen ... porque no las escogí, y todo aquello que ya no necesito, que ya no pienso usar........

La vuelta liviana, hacía el jardín florido de mi nueva vida, próximo, cálido, cercano, bello, compartible. En su centro un árbol sin nombre, como símbolo de su nueva identidad.

Brisa Urbana
10/05/2004 16:15 #. sin tema Hay 10 comentarios.

Abstracto

Casi cada mañana coincidíamos, primero en el portal, luego en el autobús y por último en el ascensor de la empresa.

Su traje gris, aunque a veces lo llevará de otro color, su mirada también gris, aunque en realidad tenía los ojos azules, y lo más curioso su maletín, que también era gris, aunque su piel marrón se empeñaba en conjuntar con sus zapatos también grises.

Nunca contesto a mi saludo, nunca levantó más que lo imprescindible su mirada del diario. El era gris.... pero yo a todas luces era invisible.

Una vez salía del ascensor mi invisibilidad, se llenaba de formas, colores y volvía a la realidad. El no estoy segura, pero a veces a unos despachos de distancia una sombra parecía bailar al ritmo del tiempo.

En esa mañana fría de enero, ambos habíamos coincidido de forma casual a una hora más temprana de lo habitual, las calles desiertas, el autobús con dos únicos ocupantes, con un conductor distinto, y el ascensor de la empresa, dormitando en la planta baja, pero con sus puertas abiertas, en actitud acogedora.

Un destello en su mirada me hizo pensar al entrar en el ascensor que no entraba sólo, yo estaba con él, una lenta sacudida y una luz de emergencia que se encendió en el interior dominado por la repentina oscuridad, me hizo pensar.... que......., pero deje de pensar cuando pausadamente pronunció mi nombre y en aquella oscuridad pude ver un paraíso de colores donde minutos antes sólo existían sombras.

Brisa Urbana
12/05/2004 01:04 #. Relatos Hay 11 comentarios.

Se busca

Una lágrima para llorar la tristeza,
una sonrisa para evaporar una lágrima.

Una flor para tener algo bello que mirar,
una mirada para ver la belleza.

Éxito para vivir la vida,
una vida para vivirla con éxito

Un reloj para medir el tiempo,
tiempo para no tener que mirar el reloj.

Un nombre para un árbol nuevo,
una semilla para plantar un árbol.

Una palabra que quieras compartir.
Una ilusión que quieras transmitir.
Un poema que quieras escribir.
Una canción que podamos escuchar.
Cualquier cosa que nos pueda servir.

Si has encontrado alguna de estas cosas, tienes dos opciones, guardarla o compartirla, sea cual sea tu decisión será la acertada.

Brisa Urbana
14/05/2004 16:11 #. Mi pequeño mundo Hay 14 comentarios.

Conversaciones silenciosas

Su abrazo fundido con el mío en el reencuentro cálido y cercano. Su mirada con el brillo que denota la emoción por el recuerdo revivido de los buenos momentos compartidos.

Su sonrisa tímida y extrovertida a la vez, como esos sentimientos contrapuestos que superponen la belleza de la amistad a la opacidad del desencuentro, y en solo unos segundos y en solo una mirada, es posible recuperar el tiempo perdido.

Deshacer con el calor de una lágrima el hielo que poco a poco se ha ido gestando minuto a minuto, por el frío de la distancia y el olvido.

Hoy como ayer, nuestras miradas no estaban solas y las otras miradas se han sumado a nuestros recuerdos, todas querían hablar a la vez, pero la ventaja es que las miradas a diferencía de las palabras no necesitan callar para que los otros hablen.

Por eso lo mágico de hoy es que ha habido muchas miradas y pocas palabras, pero quizás por eso hemos podido explicarnoslo todo.

Brisa Urbana
16/05/2004 21:23 #. Mi pequeño mundo Hay 11 comentarios.

Viaje sin retorno

Hoy suave y lentamente como se esconde el sol en el atardecer. Subida en mi nube preferida, esa que tiene forma de pájaro, he viajado entre las otras nubes, y me he dejado envolver por el cielo azul y por la tierra dorada.

Mientras me balanceaba en un pequeño saliente de mi nube en forma de columpio, he descubierto un arco iris, cada color se difuminaba con el siguiente. Al pasar rozando sus colores, yo también he sido arco iris, mezclada entre la lluvia y el sol.

Y al ver mi reflejo en el lago de los sueños me ha gustado reconocerme, he visto una a una las puertas que cada nuevo color me hacía traspasar. Las puertas hacía mi interior, representadas cada una de ellas por un color que muy pocas personas, tal vez ni yo misma, han podido traspasar.

Algunos se quedaron en el primer color (la primera puerta), tal vez no encontraron la llave de acceso hacía la segunda, tal vez no quisieron continuar, otros y yo misma continuamos el viaje compartiéndolo, puerta a puerta, color a color.

Aunque algunos tramos los he tenido que hacer sola, es bonito poder viajar en buena compañía, el viajar crea adicción ... y a mí viajar me gusta, así que probablemente ......, seguiré viajando hasta traspasar todos los colores.

Brisa Urbana
18/05/2004 00:57 #. Mi pequeño mundo Hay 17 comentarios.

Cansada

Hoy la palabra que me define es cansancio...., y ojalá fuera solo físico.

Sin embargo no voy a rendirme es sólo una parada obligatoria, que lo más probable dure sólo unas horas.

Voy a buscar mi disfraz de erizo, a refugiarme bajo mis púas, igual que a veces me refugio en mis metáforas....

Mañana buscaré mi lima e iré limando mis púas nuevamente, para evitar que nadie se haga daño, intentaré no pincharme mientras la utilizo, aunque ya tengo práctica, esto está empezando a convertirse en un ritual.

Brisa Urbana
20/05/2004 00:36 #. sin tema Hay 25 comentarios.

Latidos de Amor

Hoy mientras escribía esta historía de amor, me preguntaba si no es subrealista escribir acerca del amor, aunque sea un relato, en un mundo donde parece predominar el odío en todas sus manifestaciones. He optado por continuar con el relato, porque yo necesito experimentar el amor, leerlo, escribirlo, sentirlo, transmitirlo, es como un oasis en mi mundo que intento extrapolar en forma de pequeña partícula a otros mundos.
----------------------------------------------------------------------------

Los pasos cada vez sonaban más cercanos o quizás era su corazón que a cada nuevo latido, lo hacía de forma más intensa, a la par que su ritmo se aceleraba..

De repente todos los sonidos cesaron y sólo quedó el eco del silencio..... y una sombra que en la penumbra empezaba a adoptar formas extrañas, Marta sabía que sólo podía ser la sombra de alguien que ella conocía muy bien. Sólo él podía saber de ese lugar........pero la intensidad de ese momento dotaba a la sombra de vida propia, de color, de lenguaje, de un lenguaje que solo compartían dos personas, era su idioma, el idioma del amor, de amor de otro tiempo, pero amor al fin y al cabo......

El agua empezó a caer de forma intensa, la luna en unos instantes quedó oculta tras las nubes, el sonido del río quedó ocultó también bajo el estruendo de los truenos.....y allí pese a la poca visibilidad, frente a frente, dos mundos, que una vez compartieron el mismo espacio, y que ahora luchaban por repartirlo.

Luis, no se resistía a perderla, el sabía que la historia de su amor la escribió un poeta, que aquel cantante de esos que improvisan la letra con una música común, había visto la belleza que ocultaban sus almas al besarse, y al percibir la sonrisa en los labios de Marta había adivinado su amor, oculto, tímido e indeciso para otros.....pero latente, visible, desvergonzado y decidido para él, y lo había pregonado a modo de canción.

Al fin y no sin esfuerzo la luna salió de su escondite y su luz fue a chocar con la mirada de ambos, el empuje hizo que sus miradas se tambalearan, él la sostuvo unos segundos entre sus brazos, para evitar que ella cayera, ella cerró su paraguas, lo tiró lejos y ambos empezaron a danzar dejando que sus cuerpos se empaparan bajo la lluvia.

Ese agua lavaría su triste recuerdo, su resistencia a volverlo a intentar y al ritmo de su danza frenética, una sola palabra danzaba de un corazón al otro sin saber en cual quedarse, hasta que exhaustos y al abrigo de un fuego chispeante, los sintió tan cerca, que decidió dejar la mitad de sus letras en cada uno de ellos, a él le dejó “ AM” y a ella “OR” y al despertarse la noche había hecho el resto y la palabra “AMOR” había unido sus letras igual que ellos habían vuelto a unir sus mundos.

Brisa Urbana
23/05/2004 00:42 #. Relatos Hay 28 comentarios.

Paso a paso

La muerte de cualquier hombre me disminuye, porque yo formo parte de la humanidad; por tanto nunca mandes a nadie a preguntar por quién doblan las campanas: doblan por ti.

John Donne

Hoy nada menos que he buscado la colaboración de John Donne para escribir mi post, últimamente no me estoy de nada. Pero en mi defensa diré que necesitaba su ayuda para poder transmitir otro sentimiento, necesitaba decir que “cuando alguien a quien quiero muere algo muere en mí, que cuando alguien muere aunque ni siquiera sea mi amigo, algo muere en mí, que cuando alguien muere aunque sea un extraño algo muere en mí".

Que tú dolor, tu tristeza, tu soledad, tu vacío también son un poco míos, igual que tu sonrisa, tu serenidad y tu plenitud.

Quizás otros muchos piensan como yo, por eso estos días después de mirar las noticias un sentimiento de tristeza nos invade porque una imagen vale más que mil palabras y nos sentimos un poco más solos.

Ese sentimiento también tiene un nombre, en esta sociedad donde estamos inmersos, todo tiene un nombre, una etiqueta, pero hoy voy a obviarla, hoy solo quiero transmitir un concepto si somos capaces de ponernos en el lugar de otros, algo puede empezar a cambiar, igual hacemos menos juicios, igual arriesgamos más en nuestras relaciones, igual somos más personas..........

Igual mañana sale el sol para todos.

Brisa Urbana
25/05/2004 07:24 #. sin tema Hay 22 comentarios.

¿Juegas con mi relato?

Si pudieras escoger que sentimientos indefinidos sentía la protagonista ¿Cuál le pondrías?. Si pudierás escribir la primera linea de como continuaría ¿Que decidirías?
--------------------------------------------------------------------------

Yo continuaba conduciendo, absorta como otras veces en mis pensamientos, ajena a todo, excepto al asfalto y al volante que entre mis manos empezaba a tornarse pegajoso y húmedo, resbaladizo.

La humedad podía provenir de mis manos o de alguna lágrima que resbalaba por mi cara, mientras parada en algún semáforo apoyaba ligeramente mi mejilla sobre el cuero negro.

La carretera parecía indefinida, igual que los sentimientos que me acompañaban en ese corto viaje, ese fue el único motivo que me decidió a hacerlo, su brevedad......

El sonido de un claxon me devolvió a la realidad, la realidad era una carretera solitaria, una Harley que parecía haber salido de la nada y mi vehículo, esa era toda la realidad que mis ojos empañados consiguieron percibir.

Mi instinto me puso en alerta máxima. Súbitamente mi cuerpo se tensó, mi mirada escudriñaba los alrededores en busca de algo o alguien que justificará esa sensación que empezaba a crecer por momentos y que me indicaba que allí cerca, oculto, alguien estaba observando.

En esos pocos segundos en los que se desarrollaba la escena, aún tuve tiempo de observar el sol en una tonalidad naranja que seductor se sumergía entre las olas una y otra vez, refrescantes , atrevidas, juguetonas, con su olor..., con su color, con su pasión, quizás por eso el sol se resistía a ocultarse.

Busqué mi móvil, pero ....no había cobertura, en aquel lugar perdido en el tiempo “no había cobertura”.

Cuando quise volver a mirar un joven estaba situado en la parte delantera del vehículo, parecía que se disponía a cruzar aquel desierto gris... y me miraba, me miraba de una forma extraña, el joven de la Harley no había movido ni un solo músculo pero su mirada también estaba clavada en mi, se había quitado el casco, su melena oscura, su tez morena y sus ojos color miel, le daban un aspecto cálido, mi miedo empezó a disminuir lenta, pero que muy lentamente.

Ambos empezaron a hacerme señas primero ligeras, casi imperceptibles, después más marcadas, ahora eran ellos los que parecían estar poseídos por un miedo me recordó un animal que esta en peligro que se siente atrapado, pero al fijarme en la nube de humo que se iba haciendo más densa me di cuenta que la que estaba en peligro era yo.

El primero en reaccionar fue el motorista se dirigió a la puerta de mi vehículo e intento abrirla pero ...no cedió, desde dentro hice lo propio, pero la puerta se encontraba atascada, mire una vez más pero el segundo hombre no se veía, habría huido por miedo a que el vehículo explotará.....

El golpe sonó seco pero consiguió su propósito y rompió el cristal, mi agilidad y mi figura delgada me permitieron saltar por el hueco que había conseguido forjar, desde fuera me ayudaron a salir, unos escasos segundos, una carrera precipitada y el motor del que la última visión que tuve fueron sus llamas explosionó de forma contundente.

Ahora mi cuerpo empezaba a temblar desobedeciendo cuantas ordenes le mandaba mi cerebro de que se tranquilizara, estaba allí magullada, sin nada, sola sin siquiera mi compañía, entre dos desconocidos, eso sí dos desconocidos que acababan de salvar mi vida.

Brisa Urbana
27/05/2004 01:22 #. Relatos Hay 28 comentarios.

Nuestra historía

Este relato es nuestro y me hace mucha ilusión, espero haber sabido plasmar vuestro "saber" , "colaboración" , "entusiasmo" y "originalidad". Gracias a tod@s.
Lua, Moonsa, Quiara, Ineaiah, Corazón, Joaquin, Odyseo, Marta, Anna, Lorenzo, Tonificante, Fugitivo, Kapa, Hija de La Luna, Turandot, Miramar, Mary, Ivan y Fuz Nerviros.
------------------------------------------------------------------------------

Les miré, primero al uno, luego al otro, pensando en la monotonía que me había llevado a esta situación y esperando que alguno de los dos se llevara mi miedo y mi angustia con la misma magia que les había hecho salir de la nada.

Ninguno de los tres habló durante unos minutos, yo, todavía conmocionada por lo ocurrido, trataba de buscar algunas palabras de agradecimiento para mis dos desconocidos. Ellos, de pie frente a mí, trataban de ponerle nombre al miedo que habíamos pasado.

Miré al horizonte. Cerré los ojos. Los volví abrir y susurré un inaudible "Gracias".

De pronto me di cuenta de que había vuelto a nacer, a partir de ese momento entendí el valor de la vida y la segunda oportunidad que aparecía en mi camino.

Pensé que a partir de ese instante debía empezar a vivir de una nueva manera, en un nuevo mundo basado en los sentimientos y sensaciones y no en los objetos, las propiedades y el dinero que poseía.

En unos minutos, descubrí que no importaba el tiempo ni el lugar, la compañía o la soledad, sino poder disfrutar en el momento preciso de la ayuda que alguien nos puede brindar y de las cosas que podemos hacer por los demás.

Después más tranquila decidí presentarme y preguntar sus nombres, Cesar (el joven moreno de ojos color miel) y Miguel (el otro ocupante de la Harley......), ellos quisieron saber de mí.....tantas cosas...... aquello fue el comienzo de un gran amistad, que luego irremediablemente se convirtió en tantas otras cosas........entre ellas lamentablemente una historia a tres bandas.

Regresamos ...... no voy a entrar en detalles precisos sobre como, sólo decir que allí nos quedamos los tres, hasta que llegaron los servicios de urgencias, formando un extraño trío.

Nuestra primera cena tubo lugar un semana más tarde, teniendo como telón de fondo, el mar, las estrellas y una noche cálida en la que tres corazones se fundieron, luego sólo quedaron dos, y después un solo corazón que desde entonces vaga entre las sombras de los recuerdos.

Desde la noche de nuestra separación he despertado tantas veces bañada en sudor... Hacia tiempo que no tenía esa pesadilla, o sólo era un recuerdo...

De nuevo me volvía a ver a mi misma conduciendo en la autopista del destino, con los mismos sentimientos que aquella vez, los que me enturbiaron los sentidos, los que me llevaron a él.

Ahora que no está, se repite la escena, imaginando que el milagro se repite, imaginando que lo mejor del sueño se vuelva a hacer realidad.... observando mi coche en llamas, absorta y paralizada ante el impredecible baile de llamas que lanzaban a la atmósfera un humo negro.

El cielo de aquél desierto plomizo y amenazando llover. Primero una gota, luego otra me retornaron ante mis doloridas piernas pero ay!!! ¿Donde estaban mis dos salvadores? acaso no notaba aún en mi cuerpo la fuerza con la que me habían rescatado de mi tumba de hierros y cristales. Enormes gotas descendían de mi pelo y distorsionaban mi visión, las llamas temblaban...En mi sueño, la lluvia ahogaba las esperanzas de agradecer la heroicidad a mis ángeles de la guarda.

Porque en eso momento los sentía así como ángeles, una vez pasado el peligro su humildad y honestidad les hacía huir de todo protagonismo y les apartaba de un mundo que no era el suyo.... ¿Era eso real? ¿Existieron esos hombres? ¿Existo yo? podéis creer en mis dudas o no, pero qué más da......

¿Dos? Qué digo dos solo uno, por un momento creí estar delirando, ¿debía visitar un médico?, empezaba a evadirme de mi mundo demasiado a menudo, desde aquella última noche......

Volvía a ver su mirada color miel.... oía el sonido de puño golpeando la ventana de mi coche....de repente me di cuenta de donde estaba, había vuelto al lugar donde nos encontramos por primera vez, había parado el coche en el arcén, al lado de aquel extraño semáforo, necesitaba recordar...

Volví a oír el sonido insistente, por fin levanté la mirada, al principio pensé que se trataba de un policía, que me había quedado dormida al volante o que estaba de copas en el infierno, pero cuando le miré más fijamente, se quito el casco y .....allí estaba él con su caballo de hierro y caucho, ahora sólo estábamos él y yo..... y él me miraba tan dulcemente, que el tiempo se detuvo de nuevo y supe que cuando reanudará mi camino, ya no lo haría sola, caminaríamos juntos de la mano, hacía el infinito.

29/05/2004 07:25 #. Relatos Hay 26 comentarios.


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris