Facebook Twitter Google +1     Admin

Claraboya

cuerda beso rosa
Mira a través de ella y deja pasar tu luz.

Se muestran los artículos pertenecientes a Abril de 2004.

La Claraboya

El Sol y Brisa habían sido muy amigos cuando ella era una niña, a Brisa le gustaba la calidez del sol cuando la acariciaba, le gustaba su color amarillo parecido al de su pelo, le gustaba cuando se filtraba a través de la claraboya de su habitación para despertarla, recordándole que había comenzado un nuevo día, y también le gustaba jugar al escondite con él, intentándole descubrir escondido entre las nubes, a través de pequeños rayos que se escapaban incapaces de estar quietos.

Durante mucho tiempo se hicieron amigos inseparables, Brisa lo encontraba a faltar sobre todo cuando las nubes se enfadaban, se oscurecían y se peleaban entre sí, disputándose su amistad con gran estruendo, y el sol dejaba caer sus lágrimas en forma de lluvia. En esos días, a ella le gustaba dejarse empapar por su agua para demostrarle al sol cuanto le apreciaba.

Por las noches cuando el sol se retiraba a descansar, dejaba a su amiga la luna para que vigilará sus sueños, por eso Brisa nunca tuvo miedo a la oscuridad, se sentía segura al percibir un rayo de luz y de esperanza en forma de amistad entrando por su ventana redonda.

Pero un día casi si darse cuenta Brisa se hizo mayor, empezó a hacer amigos nuevos, conoció a alguien especial, cambio de habitación y en su nueva habitación no había claraboya, sólo una ventana convencional, por donde el sol y la luna a veces se lastimaban al entrar, Brisa estaba cada vez más ocupada y poco a poco su amistad se fue enfriando y acabaron distanciándose.

La oscuridad quiso hacerse su amiga, pero a Brisa no le gustaba, por eso decidió instalar una claraboya virtual, para que los rayos de luz pudieran filtrarse a través de ella como cuando era una niña.

Brisa Urbana
12/04/2004 16:01 #. Relatos Hay 7 comentarios.

Hoy empiezo

Mi único propósito al abrir ésta Bitácora es disfrutar haciendo una de las cosas que me gustan, escribir, aunque algo me dice que obtendré muchas más cosas.

Escribir me lleva a descubrir cosas en mi que ya casi no recordaba que sabía, a frenar aunque sea unos minutos de la vorágine en que a veces me halló inmersa, a compartir un poquito de mí misma, y en definitiva me permite comunicarme.

Si algo de lo que escribo le sirve alguna vez a alguien de algo, aunque solo sea a una persona, estaré contenta de haberme decidido a empezar, de haber vencido mis reparos a iniciarme en algo en lo que no creo contar con especiales habilidades.

Espero que si alguien se asoma por casualidad por "la claraboya" se anime a dejar su luz en forma de comentario.

Brisa Urbana
12/04/2004 16:00 #. Mi pequeño mundo Hay 8 comentarios.

Colores

El vagón de metro estaba repleto de gente, aún así sus puertas se abrieron, de su interior no salió nadie, nadie hablo, no hubieron comentarios, ni una queja. El pasajero situado en el anden justo detrás de mí, decidido, ignoro mi presencia, y me traslado literalmente a una pequeña cavidad existente entre otros dos pasajeros, él subió detrás.

Nadie pareció darse cuenta de su increíble hazaña, de mí presencia. Por un momento pensé que estaba siendo víctima de una conspiración, querían hacerme pensar que era invisible para ellos, busque la cámara indiscreta, pero no la encontré.

De forma autómata los pasajeros subían y bajaban en las diferentes estaciones, pude apreciar alguna mirada que desconfiada trazaba un pequeño circulo imaginario a su alrededor, nadie lo traspasaba a pesar de la escasez de espacio.

Mi mirada una vez adaptada al gris del paisaje buscó ávidamente.

En uno de los asientos por fin encontró........., era una mirada experimentada, enmarcada en unas cejas blancas, y un corazón sabio en el que por un momento creí mirarme. La mirada del anciano me interpeló, había leído la angustia en mi mirada, me sonrió y al sonreírme mi mirada le respondió, otro pasajero escuchó nuestra conversación sin palabras, él también sonrió, su ropa era de color.

La próxima estación era la mía, se abrieron las puertas, un grupo de niños entró jugando, riendo y hablando en el vagón, eche una última mirada antes de que se cerrarán las puertas y vi muchos colores, por unos segundos disfruté del contraste.

Brisa Urbana
15/04/2004 15:59 #. Mi pequeño mundo Hay 4 comentarios.

El patito feo

Me desperté y un sudor frío recorrió todo mi cuerpo, había sido tan real ....., que por un momento me sentí un cisne blanco en un cuerpo de mujer, pude percibirme deslizándome sobre el agua, pude sentirme bella entre los patos, pude percibir la belleza de los otros cisnes que a mi lado apenas perturbaban con su elegante movimiento la tranquilidad del agua transparente, y cuando digo transparente, era una transparencia intuida, porque más allá de las aguas oscuras del lago, yo podía ver la belleza que ocultaba su oscuridad.

Creí reconocer el lago, pero pensé que se debía a la familiaridad, Banyoles, es uno de esos lagos que por su cercanía he visitado con mayor frecuencia.

Dicen que los sueños siempre llevan oculto un mensaje, aunque sólo unas cuantas mentes lúcidas puedan llegar a entender su significado, he de aclarar que yo no me encuentro entre ellas y por tanto una vez traspasé esa fina línea que separa el mundo de los sueños con el de la realidad, me fue difícil por no decir imposible entender que tenían en común, un pato, un cisne, y yo misma, pero al cabo de un rato lo relegué al olvido como suele ocurrir con la mayoría de mis sueños.

Hoy unas bonitas palabras escritas en un mail que he recibido, me han hecho sentir como el cisne que aparecía en mis sueños, seguramente a las 24 h. cuando pasen sus efectos al igual que ocurría en el cuento de cenicienta, volveré a sentirme como un patito feo, pero por unos momentos ha sido bonito revivir mi sueño y saber que ese patito y ese cisne a veces son capaces de confluir en una misma persona.
Brisa Urbana
17/04/2004 13:18 #. Mi pequeño mundo Hay 4 comentarios.

Rescate

La oscuridad era casi absoluta solo un pequeño rayo de luz que se filtraba por una apertura imposible de tapar le permitía distinguir la noche en la que estaba totalmente sumergida o el día que aparentemente continuaba su ritmo fuera de la habitación donde de forma voluntaria se había recluido.

Era tan densa que sus ojos la podían ver, sus oídos podían percibir su silencio y sus manos, su cuerpo entero podían tocarla, hasta parecía tener olor porque su nariz también podía olerla. Su cuerpo aletargado no quería moverse, no quería dejar de sentir esa sensación que le producía la oscuridad, era todo lo que su ser podía experimentar en esos momentos.

No sabía como en que momento había llegado a ese estado, si había llegado por méritos propios o inducida por otros, pero ahora ya no le importaba, de hecho parecía no importarle nada, sus pensamientos iban espaciándose cada vez más hasta llegar a ser casi inexistentes.

Al principio casi no la notó, la mano que se posó en su hombro la saco del letargo, primero fue un simple contacto casi imperceptible como no podía moverse no podía rehusarla, después noto que la presión se hacía más fuerte y se sintió fundida en un abrazo. Como si de una explosión incontrolable se tratará todas sus células reaccionaron al unísono y el hielo de su alma empezó a fundirse y comenzó a entrar en calor, le gustó tanto la sensación que simplemente se dejó llevar, primero fue su cuerpo que empezó a sentir, luego fueron sus ojos que empezaron a ver la luz y por último fue su mente que empezó a pensar, pero ya era tarde para abandonar, un sólo abrazo había obrado el milagro.
Brisa Urbana
17/04/2004 14:49 #. ¿Realidad o Ficción? Hay 4 comentarios.

Sala de espera

Ella estaba sentada en una sala de espera de un hospital cualquiera, no importa el nombre, ni el lugar, probablemente la escena se repetía en cualquier otro hospital al mismo tiempo.

El corazón le empezó a latir más lentamente de lo habitual, podía distinguir a los pacientes de sus acompañantes por sus miradas, por su postura, aunque todos y cada uno de ellos emitía unas vibraciones densas, de tensión mal disimulada.

Faltaba aire, no existía ninguna apertura en la pequeña sala donde se encontraba inmersa que comunicará con el exterior, hasta el punto que sus otros sentidos empezaron a percibir el aire viciado que se respiraba.

La intimidad en aquellas cuatro paredes era inexistente, se puso a escribir con el único objetivo de aislarse y así aislar y respetar a los otros ocupantes de la sala.

Por un momento necesito sentirse diferente, distinta a los otros pacientes. Le costó controlar un sentimiento egoísta que empezó a formarse y que le repetía como para tranquilizarla que ella no pertenecía a ese lugar, estaba de paso, después de ese pensamiento no se atrevió a mirarles a los ojos, su primera impresión le había hecho ver que probablemente los otros.... no estaban de paso.

La puerta se abrió y al pasar oyó un quejido que provenía de detrás de una cortina, al principió era un simple quejido, después...... una cara, ya no era sólo un quejido, era una persona que sufría, quiso animarle pero no pudo, el silencio se lo impidió.

Al salir....., un sentimiento de alivio y de vergüenza le invadió, bajo la mirada de nuevo, pero ya nadie la observaba, tuvo que detenerse unos segundos para respirar, y dejo que el aire la recorriera, después empezó a andar y ya no se detuvo.

Brisa Urbana
20/04/2004 15:21 #. Relatos Hay 3 comentarios.

La escalera

He visto una escalera de esas que no tienen baranda, de esas parecidas a las que usan los bomberos, que solo de verlas te dan vértigo.

Es tan larga y llega tan arriba que no se ve a donde conduce, he empezado a subir el primer peldaño, y como no tenía nada mejor que hacer, he continuado subiendo hasta llegar a aproximadamente la mitad de ninguna parte.

Ahora tengo dos opciones, bajar o seguir subiendo. No pienso volver atrás, así que aunque en algún momento he notado que me fallaban las piernas, creo que continuaré subiendo.

He mirado hacía abajo y he visto que otros me seguían........, no lo entiendo... creo que me han tomado por un guía, les haré señas para que sepan que no estoy segura de hacía donde me dirijo, sino acabaremos todos perdidos.

Brisa Urbana
22/04/2004 01:17 #. sin tema Hay 4 comentarios.

Va de frases

"Aprendí que no se puede dar marcha atrás, que la esencia de la vida es ir hacia adelante. La vida, en realidad, es una calle de sentido único". de Agatha Christie

He encontrado esta frase y he pensado que esta bien para reflexionar un poquito, sólo un poquito....

Brisa Urbana
22/04/2004 08:01 #. Frases y Comentarios Hay 2 comentarios.

Los besos que me dan

Hoy mi caballero me ha hecho sentir una vez más princesa, él me ha ofrecido su amor en forma de rosa, y yo le he entregado mi sabiduría en forma de libro. Hoy el amor y la cultura se fusionan y su onda expansiva va alcanzando a otras gentes y a otros lugares.

He mirado la cajita brillante, oculta entre mis cosas, donde guardo los besos especiales, que un día alguien me dio y en su importancia aún quiero conservar, los cuido para que se les vea hermosos y otros besos envidiosos quieran formar parte de ese firmamento.

Al fondo en un rincón perdido hay una caja sin color, sin fondo, donde van a parar esos besos de cumplido, protocolarios, sin sentido, también la conservo para que si en algún momento me confundo, solo de una mirada pueda ver.

Tengo también un lugar secreto, que no explicaré donde se haya....., no daré pistas...., por si un ladrón de besos lo encontrará, en el guardo los otros besos......, los otros besos que me dan.

Brisa Urbana
23/04/2004 17:19 #. sin tema Hay 3 comentarios.

He decidido que......

Hace algún tiempo que da vueltas por casa, ha pasado por diferentes amigos, es uno de los libros más vendidos en los últimos meses, y por supuesto uno de los más vendidos en el día de ayer.

Así que hoy, sucumbiendo por fin a sus encantos me he decidido a leer ....“El código da Vinci” de Dan Brown (477 páginas, a ......... páginas por día, hacen un total de .....), bueno ya veremos......., ya comentaré que tal, cuando lo haya terminado

Brisa Urbana
24/04/2004 16:20 #. Mi pequeño mundo Hay 3 comentarios.

Divagando

A estas alturas y teniendo en cuenta el número de segundos, minutos, y horas diarios, semanales o mensuales, que dedico a pensar, el número de preguntas y el de conclusiones que producen esos pensamientos, y las nuevas teorías que obviamente resultan de ellos, bien podrías estar leyendo a una nueva filósofa.

Desde luego debería pensar en cambiar de nombre porque el mío no me parece serio para un filósofo, pero si cambiará de nombre mi imagen no pegaría con el nuevo nombre “serio” que me hubiera buscado, y pensándolo bien nadie que me conozca podría ver en mí a una nueva filósofa, ni siquiera amateur, y si se es filósofa creo que se debe ser las 24 horas del día.

Por otra parte ésta el hecho de que la mayoría de mis pensamientos son inocuos, es decir no hacen daño a nadie, eso puede llegar a ser una ventaja, pero que yo sepa tampoco hacen ningún bien a nadie, ni tan siquiera a mí, podrían salvarse un 20 % de pensamientos útiles, y ¿qué puedo hacer pues con el resto de mis pensamientos?.

Una posibilidad sería reciclarlos, pero...., no creo que se pudiera aprovechar mucho de ellos......

Así que aprovechando que hoy se celebra “La fiesta de la Tierra”, que se realiza para agradecer a nuestro planeta, que nos acoge y nos brinda la alegría de seguir existiendo y que la debemos de cuidar como a nosotros mismos, como propuesta ecológica, he decidido generar menos pensamientos para luego no tener que desecharlos, aunque eso suponga que el mundo se pierda mis valiosas aportaciones, eso sí para compensar prestaré más atención a mi corazón, que también tiene mucha sabiduría.

Brisa Urbana
25/04/2004 21:15 #. Mi pequeño mundo Hay 3 comentarios.

El mensaje del silencio

"No hables si lo que vas a decir no es más hermoso que el silencio".

He encontrado esta frase que ilustra en cierto sentido lo que pasa por mi cabeza en este momento. Se me ha hecho tarde o pronto ya no se muy bien....., el caso es que me apetecía decir muchas cosas y creo que mi silencio, las expresará mejor que mis palabras. Queda para la reflexión, aunque sólo sea para la propia.

Brisa Urbana
27/04/2004 00:52 #. Frases y Comentarios Hay 9 comentarios.

Justo a tiempo

Corría literalmente por la calle con mi libro abierto, una vez más llegaba tarde....., creo que no debo aplazar más mi decisión..... o tiro mi reloj o hago las paces con el tiempo.

He tenido el tiempo justo de pararme en seco a escasos centímetros de un árbol, parecía que quisiera besarle, pero me he quedado en un tímido abrazo.

La cercanía ha llevado a la intimidad, y la intimidad a descubrir sus secretos. El secreto de un corazón grabado en su rugosa piel, que me ha recordado a otros corazones que aguardan en otros árboles, a que su amor los descubra.

Mi corazón no se encuentra entre ellos, siempre pensé que el mejor lugar para grabarlo era en otro corazón, lejos de sufrir las inclemencias del tiempo

Brisa Urbana
28/04/2004 01:36 #. Mi pequeño mundo No hay comentarios. Comentar.

La bola de cristal

" Pocos ven lo que somos, pero todos ven lo que aparentamos"
Maquiavelo

Esta frase viene a colación por un sueño que tuve ayer y que paso a contar.

“Un ser extraño cuya descripción consideró falta de interés, me regalo de una forma también extraña, una bola de cristal en miniatura, al hacerme entrega de ella, únicamente me dio un sobre y me pidió que cuando me encontrará con la primera persona con quien intercambiará unas palabras, lo abriera.

En él, según me dijo, se encontraban las instrucciones básicas para su utilización y detallaba explícitamente para que servía. Hasta ese momento siempre debía acompañarme de la bola por si deseaba utilizarla.

Al salir a la calle y encontrarme con un amigo sopese la posibilidad de abrir el sobre, todo era muy extraño, pero en los sueños las cosas siempre parecen resultar más fáciles, así que salude a mi amigo, y mientras hablábamos, movida por la curiosidad al fin abrí el sobre.

En su interior había un papel, y en él solo había escritas unas pocas palabras, pero que abrieron ante mí un nuevo mundo de posibilidades, simplemente decía: Esta bola con solo mantenerla en el interior de tu mano, te permitirá conocer los pensamientos de los demás. El único requisito es que la debes utilizar de forma inmediata una vez abierto el sobre, y una vez la hayas utilizado 3 veces ya no la necesitarás, y siempre podrás ver los pensamientos de los demás.

Miré a mi amigo, en ese instante hablaba y aunque yo ya no podía oírle, su mirada parecía sincera. La bola aguardaba en el interior de mi bolsillo, yo sólo debía acariciarla levemente y ......, por unos segundos dude......, pero después....

Me despedí con poca ceremonia de mi amigo, y me dirigí hacía el primer contenedor de reciclaje de vidrio, quise pensar que mi amigo y todos los amigos del mundo son como aparentan.

Ya delante del contenedor busqué la bola, pero cual fue mi sorpresa cuando al buscar en el interior de mi bolsillo, no la encontré, la había perdido, en ese momento tomé una decisión, decidí que la congruencia fuera mi objetivo primordial, por si alguien la había encontrado e intercambiaba unas palabras conmigo...., y al ver mis pensamientos ......."

No se que pasó después porque me desperté.

Ahora aprovecho que te has asomado por la claraboya y que has llegado al final de este post (que tiene su mérito), para hacerte una pregunta, si tú la encontrarás.... ¿qué harías?

Brisa Urbana
28/04/2004 21:28 #. sin tema Hay 10 comentarios.


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris