Facebook Twitter Google +1     Admin

Claraboya

cuerda beso rosa
Mira a través de ella y deja pasar tu luz.

Se muestran los artículos pertenecientes a Noviembre de 2004.

Reinvéntame con tu mirada

Tocando techo
me tropecé con tus pies,
y tus pies me cogieron de la mano,
y mi mano te sonrió mirándote a los ojos.

Y tus ojos me hablaron
en un idioma que no conocía
pero que extrañamente entendí.

Y al terminar nuestra conversación sin palabras,
bebí de tu alma, porque mi alma tenía sed
y tu sabor a miel me alimentó,
con la solidez que alimenta el calor al fuego,
de ese fuego abrasador que sin embargo no quema.

Y con el reflejo de esa luz
pegada todavía a mis cabellos
me miré en el espejo
y mi figura invisible
me sorprendió por su belleza.

Brisa Urbana
01/11/2004 16:49 #. Mi pequeño mundo Hay 35 comentarios.

¿Sueño de irrealidad?

Hoy voy a vestirme solo con los zapatos, eso sí, me pondré los más bonitos que tenga y saldré a la calle, y dejaré que mi corazón loco hablé por mí. Hoy voy a tomar el mundo entre mis brazos.

Voy a elegir mi forma de pensar. Voy a gritar, aunque tenga que pedir la voz prestada y lo haga en silencio. Voy a saborear el jugo de un coco aun sin abrir. Voy a darme la oportunidad de renunciar a bailar al son de esa música que no me gusta.

Soy consciente de que algo perderé. Perderé mi título de princesa en el país de los adaptados, pero ganaré una vida, LA MIA.

Y aunque quizás si hago todo eso, si dejo de ser de goma, tendré que vivir la soledad en mi nuevo reino sin títulos ni reconocimientos, lo haré de la única forma que sé, con una sonrisa en los labios, aunque mis ojos lloren lágrimas de corazón entintado.

Brisa Urbana
03/11/2004 15:09 #. Mi pequeño mundo Hay 61 comentarios.

Rompe el silencio.....no estas sol@

Supongo que en mayor o menor medida todos hemos sentido el abrazo de la soledad en algún momento o en muchos, esos abrazos son tristes, por la huella profunda que dejan en el cuerpo y en el alma, y escucho..... entre el ruido de esas voces que no me hablan, e intuyo en el beso de tus labios que hoy están sellados por el silencio. Y sé de tu presencia que para mí no es solo una estadística, y presiento que ahora mientras acaricias con tu mirada mi esencia, estás llegando a lo más profundo de mi corazón.

Sin embargo de momento aún no me has dicho nada.. aunque igual con ese nada lo dices todo. Y mientras dudo sobre el motivo de tu silencio, porque lo que yo necesito son tus palabras, me pregunto si tal vez hoy me ofrecerás el regalo de una sonrisa, escrita, manifiesta, de una palabra.

Deja que sea yo quien decida si esa palabra es la adecuada o no. Porque para mí todas las palabras lo son, y las necesito, igual que necesito la amistad, el amor, el calor de un abrazo, la caricia de un beso, la humedad de una lágrima, la luz de una mirada, la sombra de un recuerdo.

Pero si aún así decides no hablar, seguiré estándote agradecida por que a pesar del silencio tu presencia llena mis espacios.


******************************************************************


Hoy quiero agradeceros de corazón vuestra compañía, vuestras palabras, vuestros besos, vuestras sonrisas, que me llenan de ternura, cada vez que veo esa huella que se acerca a mí corazón. No es solo un comentario, es un intercambio de corazones que se hablan a través de la red, aunque haya quien no lo comprenda.

Este post también quiere ser una invitación para aquellos que me acompañáis en silencio, para que sepáis que de alguna manera también formáis parte de mí nuevo mundo, a veces me pregunto quien serás, que me vienes a ver, que te unes a mí, en un abrazo silencioso, a veces vienes de lejos, de cerca, que importa el lugar, importa que estés. A tod@s gracias y un beso.

¿Núnca habéis pensado, como y quien será quien os lee o a quien leeis?

Brisa Urbana

08/11/2004 08:08 #. Mi pequeño mundo Hay 69 comentarios.

Besos de miedo

Siempre he tenido miedo a tener miedo, y a por miedo dejar de hacer cosas que amo y deseo para mí vida. He escrito alguna vez sobre mi miedo, en una ocasión incluso le puse nombre, le invité a un café y luego le di plantón. Pensé que así me desprendería de él, me olvidaría, pero mi miedo parece amarme por encima de todo y parece no desanimarse a pesar de las múltiples ocasiones en las que le he ignorado.

Mi miedo viene a arroparme por las noches, me habla próximo a mi oído para dotar de intimidad nuestros silencios, interrumpe mis conversaciones, incluso una vez se atrevió a besarme en los labios para evitar que otros labios me besaran.

Vuelve a mí una y otra vez, pese a mis continuos desplantes, quizás por eso hacía días que no aparecía, pero ayer... volvió otra vez, tomó mi mano y yo le miré a los ojos, él se ruborizó porque hasta ahora nunca lo había hecho y cuando me acerqué a su oído y le susurre palabras de amor, sentí que está vez era él el que temblaba de su propio miedo.

Le di las gracias, le sonreí, le abrace con ternura y le recordé que no permitiré que dirija mi vida, en ese momento creo que él se dio cuenta de que nuestra relación había cambiado y que ya nunca volvería a ser igual.

Se fue sin mirar atrás, perdido entre su sombra. Sé que volverá a mí porque me ama, pero también sé que ya no intentará dirigirme, igual solo desea acompañarme por si lo necesito.

Brisa Urbana
14/11/2004 20:36 #. Mi pequeño mundo Hay 54 comentarios.

Incogruencia ¿Parcial?

Ese signo de exclamación, no lo merezco... soy solo una mujer, sencillamente compleja, llena de pequeñas incongruencias que a veces duelen y duelen donde más duele, en el alma y se contagia y duelen en otras almas cercanas.

Hoy me he mirado en el espejo y solo he visto un interrogante enorme. Al otro lado... ¿NADA?

Brisa Urbana
16/11/2004 20:01 #. Mi pequeño mundo Hay 67 comentarios.

Palabras en libertad

Hoy mi post va ocupar la oquedad de mi silencio. Por eso las palabras van a ser las protagonistas de una forma especial. Palabras que un día se cruzaron y sin saber porque dejaron de hacerlo sin explicación previa, sin despedidas, hasta el momento del reencuentro.

Palabras que me llegan a través de hilos invisibles en forma de regalo, envueltas en música, y que me ayudan a saber que mi silencio es escuchado, es compartido, y me ayudan a no sentirme sola, que me proponen juegos, juegos prohibidos llenos de sonrisas.

Palabras que me ayudan, que me acarician, que me sorprenden, que me abrazan, que me besan, palabras de reencuentro, reconocidas como una mirada, para las que no existe el espacio ni el tiempo.

Palabras entre almas que hablan el mismo idioma, que se interrumpen, que no son solo palabras, que se miran, que se funden, que quedan gravadas en la piel y en el corazón.

Palabras vacías, que no sabes bien de donde proceden, que te interrogan, que te juzgan, que te avasallan, que te aíslan, que te empujan, que te asaltan, que te duelen.

Palabras robadas en un asalto invisible y desprovisto de identidad.

Palabras que espero encontrar mañana tras días de espera, tras silencios interrumpidos brevemente y que sé que habrá merecido la pena esperar.

¿Dejamos a nuestras palabras que sean libres como el amor? o ¿Permitimos que las palabras nos opriman, exentas de libertad?

Brisa Urbana
24/11/2004 15:32 #. Mi pequeño mundo Hay 44 comentarios.

El poder del deseo

Podría decirte que la primavera se terminó
que llegó el otoño
que con él los recuerdos se perdieron
empujados por el viento
cambiando de reino
jugando con la ilusión.

Podría pedirte un beso
podría acariciar tus manos
podría enredarlas entre mi pelo,
podría ofrecerte una estrella
podrías dejarla escapar en la libertad de su luz.

Podría abandonarme en tu mirada
reposar sobre tu almohada
regalar mi cuerpo a tus secretos
tu despertar a mis sueños,
mis alas a tu caminar,
secuestrar tus sueños
y llenarlos con mí amor.

Y llenarme con tus sueños.
porque los sueños para nacer
necesitan del deseo de un pensamiento,
igual que la luna necesita
del deseo de la noche,
y el sol para brillar
del deseo de un amanecer.

Brisa Urbana
26/11/2004 18:15 #. Mi pequeño mundo Hay 26 comentarios.

Soledad

Puedo sentirme a miles de kms. del lugar donde me encuentro, quizás por que ya no estoy en él. Dejar que mis oídos ensordecidos por el sonido del silencio, el mío propio, que no se manifiesta, que lo hace a través de palabras que quizás no sean las mías. No puedo continuar sin escuchar las voces que me llaman, que pronuncian mi nombre, ese nombre que yo no escogí y que me envuelve en la trampa de sus letras.

De que sirven esas palabras a las que tantas veces me abrazo, si su lugar queda suspendido en el aire, si no son comprensibles, si huyen lejanas a mi realidad a la del mundo que me rodea.

¿Cómo puedo recuperarme, encontrarme, olvidarme, sentirme? ¿Cuál de mis otros yo, aparecerá para mirarme?

Me miras, me miro furtivamente, como si la mirada del pasado, me recordará el presente, y no importa porque cada mirada es una sombra en su mundo, que a veces se cruza con mi mundo, pero en realidad ¿Cuántos mundos existen?

Y aunque ahora te arrastres por mi cara, como un lamento, húmeda, empujada por la fuerza de la gravedad, por mi ignorancia, por la soledad de mi mundo, que hoy se limita a ver borroso, aunque mi lengua juegue como cuando era niña a absorber tu sabor salado, yo no te deseo en mi vida, por eso al final evaporada, te marcharás y yo seguiré aquí esperando a que nunca más regreses.

Fuerte o débil, acompañada o sola, abrazada a la soledad de mi mundo, ya no necesito expresarte, porque una vez lo hice y las risas ensordecieron mi llanto, hoy no necesito compartirte, si tanto me amas quédate conmigo para siempre, instálate en mi corazón y sabrás de una vez por todas lo que es el verdadero amor, solo te voy a pedir una cosa a cambio, deja de camuflarte en un nombre de mujer.

Brisa Urbana

27/11/2004 18:34 #. Mi pequeño mundo Hay 68 comentarios.


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris