Facebook Twitter Google +1     Admin

Claraboya

cuerda beso rosa
Mira a través de ella y deja pasar tu luz.

Se muestran los artículos pertenecientes a Septiembre de 2004.

Notas de Viaje

Cada vez que vuelo en avión, me fascina despegar, sentir, como el avión se eleva y empieza a subir, volar entre las nubes, navegar en su mar, caminar entre sus campos de algodón, a veces puedo imaginarme bailando entre sus pliegues y poco a poco sentir como el mundo se va haciendo pequeño como si estuviera a mis pies. Pero he de decirte que nunca he necesitado sentir el mundo a mis pies, prefiero sentirme una con él, entremezclándome con su tierra, con su agua, con su gente.

Y mientras el mundo desaparece y solo se observa una capa blanca, una mirada de baja resolución, me envía sus destellos de sombra, mi sonrisa no alcanza a relajar su expresión. Desconfiada y sola, esa mirada que ahora me intimida, se refugia en su frialdad, e inerte se desvía oblicuamente hacía el compartimiento de al lado. Después hastiada por lo que no percibe, se cierra y nuevamente la oscuridad debe reinar en su mente y en su corazón.

Creo que las miradas son libres y los corazones también, por eso mi mirada respeta su elección y decide enviarle el calor en la intención. Entonces como si le hubiera traspasado a través de la piel de sus párpados, abre los ojos, me mira fijamente y una sonrisa cálida enmarca su rostro y recibo sus destellos de luz.

Ahora suavemente me dejo vencer por el sueño, nuestras miradas se han hecho amigas, por eso se respetarán con discreción, ya la paz reina a mi alrededor, mis letras entran en un dulce letargo.

Brisa Urbana.
02/09/2004 20:42 #. Mi pequeño mundo Hay 45 comentarios.

Sin miedo a equivocarme

Cuando la pena dejó de inundar tú corazón y tú mano tiró de la mía, en silencio, como si el esfuerzo no enrojeciera nuestra piel, y ambas manos se unieron en un solo movimiento, una sola piel continuó compacta, suave y fuerte. Parecía que llegar arriba iba a ser imposible, pero alcanzamos nuestro objetivo.

Luego ya caminando sobre tierra firme, no recordábamos quien había tirado de quien lo único que importaba era que habíamos salido los dos.

Tras unos instantes de respiración acompasada, el sonido de unas letras me hizo recordar que existía más de una forma de comunicarse.

Por un momento me había sentido como alguna de aquellas mujeres ancestrales, que eran capaces de comunicarse a través únicamente de sus mentes entre hilos invisibles de locuacidad donde la palabra era un lujo innecesario, donde la voz se usaba sólo para emitir sonidos que hoy nos sonarían al canto de un pájaro.
*******************************************************************************************
Cada uno puede entender el mensaje de este post de una forma diferente, en realidad yo al releerlo he encontrado varios, pero de todos me quedaría con uno:
A veces tengo miedo de que mis palabras no sean suficientes, no sean claras, no sean concretas, no sean precisas, sean demasiado tímidas, incluso cobardes y por eso no se atrevan a salir. No importa si esas palabras las susurro, las arrastro, las silencio, las grito, las digo o las escribo. Por eso supongo que mientras escribía, creo que mi subconsciente ha dado con la solución, transmítelas.....solo eso, sin miedo a equivocarte.

Brisa Urbana
05/09/2004 10:10 #. Mi pequeño mundo Hay 41 comentarios.

No intentarlo

Cuando era niña me recuerdo espontánea, resuelta, siempre preguntaba lo que no sabía, fuera sobre un árbol, sobre la vida, sobre sexo, no importaba, igual, me encantaba dar mi opinión sin importarme si coincidía o no con el resto.

Sin embargo pronto pude comprobar que eso no era políticamente correcto, aunque aún no conocía el significado que entrañaba dicha expresión. Sin perder mi frescura, porque es difícil anular del todo nuestra verdadera naturaleza, aprendí a controlar en parte algo de eso, y ese mismo control hoy me juega alguna mala pasada por exceso.

Pero ¿Cuántos de nosotros hemos padecido mutilamientos sobre nuestra verdadera naturaleza, cuando al ser sociabilizados hemos perdido parte de nuestra naturaleza espontánea?, ¿Cuántos cedemos a nuestro exceso de razón, la mayoría de nuestros impulsos o ignoramos a nuestra intuición?

En los comentarios del post anterior, la mayoría de nosotros rechazábamos el miedo, por el valor de expresarnos, pero..¿Seremos capaces de hacerlo? De hacer esa llamada que deseamos hacer, de enviar ese mail, de exponernos al fracaso.

Pero.. ¿Qué es en verdad el fracaso? El fracaso creo que en verdad es, por miedo a no arriesgar, por miedo a caer, no caminar nunca. Ese es el verdadero fracaso.

Por eso te animo, me animo a caminar, a arriesgar, a que no pierdas la oportunidad de compartir, y en definitiva a VIVIR.

Me encantaría rescatar algunas raíces de mi ser, de lo que fui y no soy o necesito recuperar.

Brisa Urbana
07/09/2004 22:46 #. Mi pequeño mundo Hay 59 comentarios.

Fuera de Juego

Hoy mientras miraba “las musarañas”, me han pillado In-Fragantí.

Estaba en una conversación, ¿interesante? Mejor lo concluyes tú mismo, si lo era.... y mientras miraba esa nubecilla, situada justo delante mismo de mis ojos, pero invisible para los demás, llegó una pregunta de esas preguntas directas, de esas difíciles de eludir.

En un arrebato de esos que podríamos englobar de “Alto Riesgo” lancé una respuesta aventurada basada en el último punto que me parecía recordar...., pero ¡cielos! Ya no estábamos hablando de eso, hacía un ratito que mi interlocutor, parecía estar ya en otro tema, con lo cual solo me ha quedado poner cara de boba.

Pero todo no ha quedado ahí, ante su cómica expresión y con el sentido del humor que me caracteriza, una risa inoportuna, ha hecho su espontánea aparición en la conversación. Lo peor, las explicaciones!! Al final creo que mis risas le han contagiado y también se ha empezado a reír, entonces me he convencido de que por esta vez, me había salvado.

La próxima vez que me visiten las musarañas, haré que nos las veo, miraré hacía otro sitio, e intentaré concentrarme en otra cosa, o mejor en la conversación que esté teniendo en ese momento.

Ahora te toca a ti....venga seguro que alguna vez también te ha pasado algo así o parecido, ¿nos lo cuentas?

Brisa Urbana.
10/09/2004 18:48 #. Mi pequeño mundo Hay 43 comentarios.

Desnuda

Cuando desnudas tu cuerpo, y la otra persona permanece con la ropa puesta, puedes sentirte vulnerable, incómodo o aceptarlo de forma natural. De hecho es fácil que cualquier desconocido nos vea prácticamente sin ropas en cualquier playa durante el verano, y más si practicas el nudismo.

Sin embargo desnudar nuestra alma no creo que lo hagamos ante cualquiera, sólo unos pocos escogidos pueden ver nuestra alma al desnudo. Si alguna vez has desnudado tu alma y la otra persona ha continuado vestida, ¿cómo te has sentido?, ¿Ante quien serías capaz de desnudar tú alma? ¿Has hecho ese tipo de desnudo alguna vez?

Bueno sé que las preguntas no son fáciles, pero.... yo personalmente cuando alguna vez lo hago es como una forma de compartir lo mejor que tengo de mí misma o por lo menos lo más importante, si lo hago es como un acto de entrega hacía la otra persona, no espero nada a cambio, aunque si la otra persona también lo hace puede darse una conexión especial, creo que es lo más hermoso. Cuando dos almas se encuentran no hay ningún cuerpo que las pueda eclipsar, no existe ni edad, ni condición, ni distancia, ni sexo. Sólo dos almas que se comunican entre sí.

Brisa Urbana
13/09/2004 15:45 #. Mi pequeño mundo Hay 48 comentarios.

Jaque mate

Hoy he decidido jugar al escondite con mi vida, lo malo es que no se lo he explicado a nadie, sólo ahora a vosotros, que creo que no podéis hacer mucho para encontrarme y si nadie me encuentra, ni yo misma, el juego terminará en derrota incluso aunque gane.

Vuestra vida de alguna manera ahora también es mi vida, así que...Bienvenidos al juego de la vida!!

Brisa Urbana
16/09/2004 01:43 #. Mi pequeño mundo Hay 36 comentarios.

Arena y Mar

Fui a acariciar la suave arena con mis pies, pero ella irritada me rechazó, ofreciendo su lado más oscuro, el rechazo adquiría su forma, como una oleada de calor, por una especie de sarpullido táctil, en forma de bolitas compactas que pujaban por filtrarse a través de mi piel.

Cada día cuando bajaba a aquella playa solitaria se daba el mismo fenómeno, sobre todo cuando despojada de mí ropa caminaba lentamente hacía el mar, y la arena húmeda ocultaba a mi paso las pichinas, que luego al pasar dejaba escapar con los consiguientes cortes que producían en mi delicada piel.

Nunca expliqué a nadie aquella sensación que me producían mis paseos solitarios por la playa, siempre percibía una mirada oculta, siempre percibía que no estaba sola pero curiosamente existía como una tercera fuerza que pujaba por salir.

Aquel día me sentía eufórica, por fin mis problemas parecían empezar a disolverse en una especie de luz, por eso al llegar a la playa, corrí alegremente por la arena, no sentí el calor habitual, no me fije como solía hacer cada día en la hermosura de su color azul, que contrastaba con el color terroso de la arena, simplemente fui tirando mis prendas en mi loca carrera hacía el agua, pero al llegar a la orilla alguien cogió mi brazo, giré mi rostro y vi el hombre más perfecto que jamás hubiera imaginado, la perfección de su cuerpo me hizo estremecer, pero al mirarle a los ojos lo que se estremeció fue mi alma, eran los ojos más azules y más transparentes que jamás hubiera visto, me atrajo hacía así y me beso apasionadamente los labios, fue un beso de amor, de locura, que al principio no supe y luego no pude rechazar.

Luego tal y como había aparecido fue como engullido por el mar, como si nunca hubiera salido de él, como se esa dualidad que había existido unos minutos antes hubiera desaparecido. Entonces fue cuando sentí la humedad bajo mis pies... primero una gota, luego dos, luego parecía que toda la arena estuviera envuelta en una humedad inexplicable, por un momento percibí una silueta de mujer, de mujer hermosa, bronceada por el sol, con lágrimas en los ojos.

Supe, como sólo las mujeres sabemos y podemos distinguir, el amor que la arena cálida, abrasadora sentía por ese mar, en forma de hombre, que hacía escasos minutos me había besado, en un beso de sal que jamás olvidaré, supe que no debía interponerme en su amor, supe que desde aquel día en que deje aquella playa, el mar bañaba con pasión las orillas de aquella arena y en cada acercamiento humedecía con su agua, con su bravura cada poro de aquella arena que ahora brillaba feliz, teniendo a su amor sólo para ella.

A veces cuando me asomo a través del paseo marítimo a esa maravillosa playa no puedo dejar de percibir su mirada azul y la pasión de su beso, luego cuando miro hacía la arena y recupero como una sombra de lo que fue por un segundo mujer, percibo un guiño cómplice dorado, granulado que hace que esa playa sea la más hermosa de todo el litoral.
Nada que el amor no pueda conseguir.

Brisa Urbana
18/09/2004 11:35 #. Relatos Hay 46 comentarios.

Vértigo

Sentada en una piedra a un lado del camino, deje pasar la vida en esos días, de letargo expuesto al sol, de caricias amigas que envueltas en la ternura de unas letras, de unas palabras, de una mirada, me abrazaban y me envolvían.

Desde una posición privilegiada e inocua, miraba la vida pasar como un caudal de agua transparente que de golpe se vuelve gris, insonoro, vacuo e imperceptible.

Pero como pez que soy, decidí sumergirme en el agua a nadar.
Como flor, aunque deje al descubierto mis pétalos blancos, necesito tener mis raíces conectadas a la tierra para crecer.
Como águila, necesito volar alto, para posarme en la cima de aquel pico.
Como mujer que soy, necesito atreverme a saltar, para vivir mi destino.

Y ya no espero más y salto, resulta “atrevido” pero salto.

Y cuando mi piel roce el polvo del camino, sabré que pese a la confusión, a la falta de claridad, a las dudas sobre los pasos a seguir, estaré viviendo y esa es la única forma de no morir.

Brisa Urbana
22/09/2004 07:12 #. Mi pequeño mundo Hay 26 comentarios.

Momentos

Hay momentos, en que lo mejor que puedes no hacer, es hacer.
Hay momentos, en que lo mejor que puedes decir, es el silencio.
Hay momentos, en que ser tu misma se convierte en una religión.
Hay momentos, en que la tristeza es la mejor alegría.
Hay momentos en que la mejor compañía es la soledad.
Hay momentos en que un beso se convierte en Ley.
Hay momentos en que solo necesitas saber que hay momentos.

Me encantaría que me explicarás tú momento... ¿Quieres?

Brisa Urbana
25/09/2004 09:28 #. Mi pequeño mundo Hay 46 comentarios.

¿Cambiarías tu vida?

Abrir la ventana y dejar que el aire fresco bese mi piel, dejar que el sol me abrace, con un abrazo cálido y permitir que el verde de los árboles roce como una caricia mis pupilas, respirar siendo consciente de cada bocanada de aire que entra en mí.

Sentir que ese momento me pertenece y aunque sea por una sola vez, no deseo compartirlo, lo quiero sólo para mí.

Quiero disfrutar de eso, atrapar ese minuto, permitir que penetre en mi ser, porque quizás ese sea el mejor momento de mí día. Día, un día que puede ser el último, una simple continuación o el primer día del resto de mi vida.
*************************************************************************************************

Entiendo que no soy justa con mi apreciación de hoy, mi vida está llena de personas adorables, entre las que quien sabe igual puedes estar incluida, esas personas son, sois como partículas independientes que unidas, forman una hermosa base, donde cuando tengo la sensación de caída puedo apoyarme.

Pero aún así la sensación de que los días se suceden sin saber disfrutarlos con la intensidad que me gustaría a veces se instala en mí, eso sí en la suela de mis zapatos, como si fuera un chicle, y alguna vez me he preguntado .. ¿Cambiaría mi vida por la de otra persona a mí elección, aunque solo fuera para despegarme de esa sensación?, aunque en ocasiones sea de agradable rutina o para descubrir que mi vida es genial, o para....

¿Y tú cambiarías tu vida por la de otra persona, aunque solo fuera por un día?

Brisa Urbana
27/09/2004 15:23 #. Mi pequeño mundo Hay 39 comentarios.

Amistad entre sexos

Dicen que los ángeles no tienen sexo, porque son una manifestación hecha de energía y amor, pero independientemente de si crees en esa realidad que escapa a nuestro entendimiento racional, hoy en verdad, no es mi intención que profundicemos en esa idea, hoy me gustaría hablar sobre la amistad, y la pregunta sería ¿Tiene sexo la amistad?

Es obvio que la amistad es una forma de amor, entre una o más personas, es obvio que esas personas tendrán un origen y una manifestación humana, en forma de cuerpo, pero más halla de todo eso, ¿Cómo percibes la amistad entre un hombre y una mujer? ¿Es imprescindible que se den una condiciones concretas, de edad, sexo, condición.....? o la verdadera amistad no conoce límites.

Yo creo en la amistad por encima de esos condicionantes que la sociedad parece imponer. Deseo ser capaz de salvar esos prejuicios a veces tan arraigados a mí razón y dejar libre a mi corazón, aunque a veces me pregunte si eso es posible, mi respuesta al final siempre es afirmativa.

Y tú....¿Crees que es posible la amistad entre sexos, porque sí, sin más connotaciones que una hermosa relación?

Brisa Urbana.

30/09/2004 01:05 #. Mi pequeño mundo Hay 72 comentarios.


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris