Facebook Twitter Google +1     Admin

Claraboya

cuerda beso rosa
Mira a través de ella y deja pasar tu luz.

Se muestran los artículos pertenecientes a Marzo de 2005.

Mi vida S.L.-Unipersonal-

Mis días están compuestos de infinitos elementos, cada elemento tiene sus propios componentes, es como si al igual que el tiempo se fracciona una y otra vez, o se multiplica exponencialmente vida tras vida, los días simplemente son, se suceden, pasan, porque la vida pasa.

Pero mi vida no solo pasa, se queda, se queda en mí, porque mí vida soy yo.

Yo creo que el éxito de la vida, depende sobre todo de los recursos con los que cuentas, y del equipo humano del que tienes a bien rodearte, es como una empresa en la que invertimos todo lo que somos, pero ¿qué es lo que en verdad somos? ¿Lo que somos? ¿Lo que nosotros creemos que somos? ¿Lo que los demás creen que somos? ¿Lo que dicen que somos? o en realidad no somos, solo estamos, pasamos y nos quedamos hasta que nos marchamos.

Hoy me siento como una gran empresaria, alguien constituyó la empresa por mí y la puso en mis manos, mis propias inquietudes y deseos de expansión interior produjeron el hecho de que gestionar mi vida se convirtiera es una tarea compleja.

Pese a los masters y las buenas intenciones a veces me cuesta impedir la apertura de un expediente de crisis, pero no voy a permitir que mi empresa vaya a la quiebra, podría fraccionarla en pequeñas porciones y sacrificarla en parte para buscar una gestión más cómoda, pero alguna pregunta me taladra desde dentro siempre que me planteo la idea de reducir objetivos ¿sería más feliz? ¿no sería una forma de huída? y hasta que encuentre la respuesta, continuo día tras día, fijándome nuevas metas, animando a mi equipo para que juntos obtengamos los mejores resultados y pasemos sin demasiados problemas el control de calidad.

¿Antes muerta que sencilla? A quién se le ocurriría esa nefasta frase, a veces creo que la sencillez es un verdadero lujo quizás sea por aquello de que añoramos lo que no tenemos, y a veces la complejidad de mi ser se convierte en un laberinto del que es difícil encontrar la salida.

Brisa Urbana

04/03/2005 23:46 #. Mi pequeño mundo Hay 90 comentarios.

Sirena, mar, arena, amor, transformación.

SirenaTriton.jpg

Rompí tus sueños con mis risas, jugando entre el azul y el blanco. La Ley para los seres del mar, decía que no había que traspasar el límite de “Ola Grande”, detrás solo existía el gran vacío, nadie sabía con exactitud lo que implicaba eso, pero el miedo y la inseguridad había llevado a que generación tras generación los hombres pez y las sirenas de mar, habían transmitido a sus descendientes los pececillos del mar, la Ley sin cuestionarse su fundamento.

Aquella noche el cielo brillaba de una forma especial, la luna se reflejaba en todo su esplendor de luna llena en el mar, y la sirena se reflejaba en la luna. Embriagada por la noche y por el hombre pez, que la seducía entre risas y suaves palabras, juegos y amor, atravesaron los límites prohibidos, primero tímidamente, luego con seguridad y certeza, siguieron nadando sin importarles nada más que descubrir la verdad y el verdadero límite de sus posibilidades, reforzadas por el amor que se profesaban.

Llegaron a la arena húmeda, ella ayudada por él, en sus brazos, en el último tramo, y agotados se dejaron arrastrar por las olas. Lo primero que percibieron al abrir los ojos, fue un baño de luz y de sol, su extremidad inferior se había bifurcado en dos moldeadas y sensuales piernas. Tras varias caídas lograron permanecer en pie y de la mano comenzaron a caminar. Habían traspasado la barrera hacía su búsqueda de la verdad.

Habían descubierto que los seres del mar, era capaces de hacer algo que hasta ahora desconocían, y sabían que ese descubrimiento les llevarían de forma imparable a otros descubrimientos. Una nueva vida se abría ante sus ojos, plena pero no exenta de dificultades.


*******************************************************************


Cuando nos despojamos de las escamas y además de nadar descubrimos que podemos caminar e incluso volar. Que además de comunicarnos con otros peces, somos capaces de comunicarnos con el lenguaje del alma entre seres humanos. Cuando sabemos que muchos de los límites en los que creemos y a los que nos mantenemos fieles, solo existen en nuestra mente y son heredados, a veces nos decidimos a traspasarlos y una vez lo hacemos, solo nos queda la posibilidad de continuar. Todo ello es mucho más sencillo cuando se realiza a través de una manifestación de AMOR.

Brisa Urbana

10/03/2005 07:36 #. Mi pequeño mundo Hay 54 comentarios.


Menuda nochecita.....

Últimamente actúo de forma algo dispersa y surrealista. Anoche me olvidé el corazón encima del teclado del ordenador y está mañana me lo he encontrado tirado en el suelo y hecho añicos. Había resbalado.

La mitad de mi alma me pidió la independencia, así que he empezado a hacer gestiones para concedérsela. Sé que un alma oprimida es un alma sin vida, y ¿Quien quiere que su alma muera?

Pero está mañana como suelo recordar en más de una ocasión, ya no era ayer. Un ángel me ha tomado de la mano y me ha subido al cielo, así que he decidido emular a Eva en el Paraíso, eso sí las manzanas, ni olerlas. Mis labios saben a fresa, mi pelo huele a coco, y mi piel a mandarina, así nadie más tendrá que sufrir las consecuencias de mi irreverencia, de mis inquietudes, ni mis decisiones.

Hombres, al fin sois libres. Está vez por fin, creo que la historia no se repetirá, lo malo es que habrá que esperar al futuro, jugando con el tiempo para averiguar mi verdad. Aunque en realidad, la única verdad que conozco hasta ahora,tiene cuatro letras y se llama “Amor” y ya sé que no es una verdad perfecta, pero alguien me dijo que la perfección es imperfecta.

Brisa Urbana
16/03/2005 00:04 #. Mi pequeño mundo Hay 84 comentarios.

Caminante, no hay camino....

Hace algún tiempo participé de una excursión, me habían comentado que la ruta era preciosa, el camino era largo y en todo momento incluso antes de iniciarlo, mi máxima preocupación consistía, en si sería capaz de llegar al final del camino y regresar sin resultar ser una carga para el resto de mis acompañantes, ya que no estaba en demasiada buena forma física, solo a mí parecía importarme ese detalle, pero no por eso le quite peso.

Empecé a caminar pendiente del ritmo, del tiempo, de no parecer muy cansada, y de algunos detalles similares. En un momento dado me detuve. Al mirar a mí alrededor me percaté de que incluso andaba algo por delante del grupo, así que pensé que me merecía un descanso. Decidí echar una segunda mirada para ubicar mi posición y al mirar por segunda vez, el paisaje me sobrecogió estaba caminando por una garganta preciosa, abajo un río bravo rompía entre rocas y troncos, arriba aves de distintos tamaños desplegaban sus alas como saludándome desde las alturas. Incluso el sol mostraba sus rayos brillantes y cálidos, en un hermoso contraste con el azul intenso del cielo. Mi mirada se fue deteniendo en cada rincón como si en ese instante por primera vez me percatara de la inmensa belleza que me envolvía y empecé a respirar la calma y la serenidad que me aportaba ese momento y a disfrutar de mi regalo.

Hubo un antes y un después, a partir de ahí solo me permití disfrutar cada paso que daba, me sentía feliz de estar consiguiendo llegar pero sobre todo me sentía feliz por estar ahí, por haberme dado cuenta a tiempo, por lo divertido que resultó el camino, por el sol que me puso las mejillas rojas, por el agua con el que acabamos empapándonos al llegar entre risas y juegos.

Estos días he redescubierto esas sensaciones, me he dado cuenta que se puede renacer una y otra vez, que la capacidad de aprender es como la primavera, siempre regresa, con sus flores, su suave brisa, la energía y la belleza que nos transmite, que la vida es cíclica o no ¿importa? lo que realmente importa es VIVIRLA y ser conscientes de ella.

La vida no hay que ganársela, es un regalo. Gracias por recordármelo!

Brisa Urbana
29/03/2005 23:17 #. Mi pequeño mundo Hay 55 comentarios.


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris