Facebook Twitter Google +1     Admin

Claraboya

cuerda beso rosa
Mira a través de ella y deja pasar tu luz.

Se muestran los artículos pertenecientes a Agosto de 2006.

Cuando las mariposas bailan......

20060808103041-mariposas-en-mi-interior1.jpg

Mis labios enloquecen entre tantos sabores, texturas, intensidades, abren los ojos y pierden su rojo intenso, palideciendo ante esos otros labios que parecen jugar al escondite, y sienten tanto miedo de no poder descubrir nunca el lugar en el que habitan, que timidos vuelven a abrirse para seguir sintiendo, sin preguntarse el como ni el porque, dicen que a eso se le llama fe y mis labios creen, creen que la vida es amor, amor sin límites.  

Mi piel busca una excusa que justifique las mil y una sensaciones recien descubiertas, una y otra vez cada día desde siempre, desde la memoria de otras vidas, desde la de otras pieles que la precedieron, desde el planeta que es, desde su burbuja de placer, esa que estalla en algún lugar de mi ser, para volver a recomponerse cachito a cachito una y otra vez.

Mis alas, discretas, secretas, suaves, fuertes, ágiles, invisibles, se elevan en un vuelo que rompen las cadenas que aprisionan mi mente y ríen felices cada vez que logran su próposito de libertad y besan tus sonrisas. 

En mis manos tomo con ternura los restos de nuestro último baile, de nuestro último abrazo, tomo todo ese amor que no nos cabía ya en ninguna parte, no hubo música, ni alcohol,  ni almohadas, solo unas cuantas mariposas bailando en mi estómago, quien sabe si en el tuyo también, saltando de uno a otro, igual que la voz lo hace en una conversación de teléfono en la que la otra voz te penetra sumergiéndote en un mar de sensaciones que nadie ajeno a esa conversación podría entender y los guardan con celo  hasta el próximo minuto.

Cuando las mariposas bailan.......tienes la certeza de seguir estando VIVA.

Gracias a Clo por la imagen.

Brisa Urbana

08/08/2006 10:33 Brisa #. Mi pequeño mundo No hay comentarios. Comentar.

Una claraboya para cada corazón

20060812105319-brisacueva.jpg

De niña no me gustaba la oscuridad, a veces sentía tanto miedo, que no me atrevía a ir de una habitación a otra si no era acompañada por alguien que tomará mi mano y me ayudará a entender que los ruídos y las sombras que yo temía, solo eran fruto de mi imaginación

Aún recuerdo la terrible inquietud que me producía no ser capaz de ir en busca de lo que deseaba, tanta, que si no lograba mi propósito de compañía, me levantaba y a tientas buscaba el interruptor de la luz e invariablemente al encenderla, las tenebrosas sombras desaparecían y yo me sentía valiente, había triunfado y mi sonrisa interior lo iluminaba todo y dejaba de sentir miedo.

Luego crecí y mis miedos cambiaron de origen, de paisaje, no se si de intensidad, las manos cambiaron de piel, pero yo me seguí sintiendo valiente cada vez que lograba vencer mi temor y enfrentarme a mis miedos.

Hoy sigo sintiendo miedo a ese gigante llamado oscuridad, mi peor enemigo ha fijado su residencia en mi interior, a veces logra paralizarme y dejarme quieta, me encierro tanto en mí que apenas nadie puede lograr verme, de alguna manera consigo la invisibilidad que deseo, sigo existiendo y durante unos minutos que pueden durar semanas siento que sobrevivo, pero siempre hay un punto de luz que me recuerda que esa solo es una forma más de morir, es entonces cuando soy capaz de reunir todo el coraje que poseo y en un momento buscó esa luz que habita en mí, a veces la confundo con la tuya y es que la luz es capaz de pasar por cualquier rendija, no sucede igual con la sombra.

A pesar de mi aparente incongruencia "Gracias por mirar a través de ella y dejar pasar tú luz"

Gracias Darilea por esa bella imagen....

Brisa Urbana

12/08/2006 11:05 Brisa #. Mi pequeño mundo No hay comentarios. Comentar.


A través de un cristal

20060821160917-a-traves-de-un-cristal1.jpg

Estos días están siendo distintos, es como si el tiempo hubiera recuperado su cordura, late a un ritmo constante, ha dejado de empujarme, de llevarme a lugares donde ni siquiera quería estar. Aunque también es posible que lo único que haya cambiado es que he dejado de culparle de todos mis males y de una forma suave pero firme he tomado las riendas de su desbocado tic-tac.

He roto el cristal, he roto muchos cristales, aunque quizás solo hubiera necesitado abrir la ventana o encontrar una puerta, pero lo he hecho, no me siento orgullosa de ello, pero me siento feliz por haber logrado sentir el mar en mi piel y no haberme conformado con sentirlo solo en mi mirada.

Es cierto que la magia anida en nuestros corazones, que todos somos magos de nuestra propia vida y algunos, muchos pocos en la vida de otros, pero a veces ni siquiera nos damos tiempo para aprender, ni siquiera usamos nuestros recursos para lograr nuestros deseos ¿porqué? A veces nos conformamos con mirar detrás de la ventana, con ver el mar a través de ella, sin atrevernos a abrirla, a respirar su brisa a sentir el agua salada mojando nuestro cuerpo, no nos dejamos acariciar por el sol y pensamos que todo eso no nos pertenece, cuando también es nuestro y no se va a agotar por ello.

Gracias por permitirme tocar el mar con el corazón, ha sido tan bonito que cada ola, cada susurro, cada grito ronco de su brutal fuerza, me ha regalado un soplido de esperanza, ninguna brisa marina puede ser comparable a eso o quizás eso es lo que la hace más hermosa.

Gracias por mis regalos de no-cumpleaños.

Brisa Urbana

21/08/2006 16:36 Brisa #. Mi pequeño mundo No hay comentarios. Comentar.


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris