Facebook Twitter Google +1     Admin

Claraboya

cuerda beso rosa
Mira a través de ella y deja pasar tu luz.

Se muestran los artículos pertenecientes a Septiembre de 2006.

La rebelión de mis palabras

20060907234722-0262-lengua-barbarie.jpg

Un paisaje de calma, de belleza inusitada vivida, un reflejo, una mirada, una captura digital, un momento, un kit-kat con mi mundo interior, no quiero convertirme en una extraña en mi propia vida, se que no lo soy, pero es tan fácil el olvido cuando no cultivamos el amor, que estos días he decidido regalarme un poco de mí, a mí misma, de ternura, de cariño, de tiempo, de paciencia, de escucharme, de aceptarme, de reconciliarme con mi corazón.

Cautivamos miradas, sonrisas, caricias, besos, palabras hermosas que pierden su frescura, su espontaneidad y su belleza al estancarse en el miedo a ser juzgadas, que enmudecen ante la posibilidad de retarse contra nuestro orgullo, que se ocultan como un secreto oscuro, matando su única posiblidad de germinar su belleza en otro, en el mismo acto de ser pronunciadas como un engendro de amor y al morir dejan un poso de tristeza  para cubrirnos como una niebla. 

Como me gusta querer, como me gusta disfrutar de las sensaciones que me producen los gestos de amor. Mirando está imagen sentí,  como si mis palabras cautivas se rebelarán en todo mi ser y rompieran mi silencio para expresar tantas cosas hermosas que siento y pensé que seguramente alguien me diría aquello de... "eres demasiado sensible" y pensé..  es probable.. ¿y qué? me gusta mi sensibilidad y disfrutar de la sensiblidad de las personas con quienes comparto mi vida.

Creo que la sensibilidad es para el corazón como el tacto para la piel.

Imagen cedida por Nadia. "Gracias por ayudarme a descubrir que para tocar el cielo, no siempre se necesita llegar a la cima más alta"

Brisa Urbana

08/09/2006 00:08 Brisa #. Mi pequeño mundo No hay comentarios. Comentar.

GRACIAS

20060910112917-gracias.jpg

"Si la única oración que dijeras en tu vida fuese "gracias", con eso habría bastante"

Meister Eckhart

Quizás habría bastante con sentirnos agradecidos para encontrar un sentimiento de paz interior y ahuyentar la soledad de nuestro ser. Esa soledad que parece que se va instalando en nuestro corazón irremediablemente y cuyos primeros síntomas, se empiezan a sentir desde la más tierna infancia, pero que se agudiza con la edad. Esa enfermedad que como un virus de fácil contagio, va minando poco a poco nuestra alma hasta que la sentimos morir.

Gracias, es una manera de sentir, de vivir, de aceptar y recibir con amor. Cuando nos sentimos agradecidos yo creo que de alguna manera nos estamos incluyendo dentro de un grupo, del grupo de  personas que saben que además de aprender a dar, creen que es importante saber aprender a recibir, y esa sensación de pertenencia, nos ayuda a que parezca menos difícil, supongo que es cuestión de practica.

Así que hoy me propongo dar las GRACIAS, pero no solo con la voz, la escritura o el pensamiento,  sino también con el alma, te invito a que te propongas lo mismo, siempre se puede compartir después el sentimiento, porque igual es tan bonito, que se nos escapa de las manos, de la boca o del corazón.

Imagen cedida por una estrella. Gracias estrellita. 

Brisa Urbana

10/09/2006 12:10 Brisa #. Mi pequeño mundo No hay comentarios. Comentar.

Mírame, en esa foto también salgo yo

20060911154412-0477-parque-niokolo-koba.jpg

Hoy me apetecía colgar una foto grupal, de esas en las que salimos todos, aunque apenas se nos distinga a ninguno.

¿Ya te has encontrado? Tú eres ese, él de la sonrisa abierta, hospitalaria, que parece que invite a unirse al grupo, que logra que la energía nos empape, se nos pegue a la piel y nos llena de frescura, vivaz, cordial, optimista.

Tú, quizás seas esa niña, de mirada sincera, que mira de frente, sin pestañear, de sonrisa de líneas suaves...confiada y segura.

A tí te sienta bien ese vestido de líneas azules, mientras miras hacía otro lado, como no queriendo ver todo lo que se asoma por el objetivo de la vida, para evitar que el miedo te impida mostrar lo mejor de tí  misma.

En segunda fila estás tú, con las manos arriba,  como si no hubieras sido o tal vez como si pensarás que solo por mirar hacía otra parte no ibas a salir en la fotografía, pero ya ves también estás, ahí junto a nosotros.

Y pensar que les llamamos pobres......

Gracias por la imagen Nadia.

Brisa Urbana

11/09/2006 15:44 Brisa #. Mi pequeño mundo No hay comentarios. Comentar.

El perdón

20060912153937-rosa-utopia-2.jpg

"Anoche reflexionaba sobre lo difícil que a veces me resulta el perdón, a pesar de que nunca me he sentido rencorosa, a pesar de ser capaz de decir te perdono y desearlo desde el corazón, a pesar de tener claro el hecho de no estar siendo justa, de que al no lograr hacerlo, estoy juzgando el error de otro, incluso a pesar de necesitar perdonar, porque a veces en mí, se llega a convertir en una necesidad vital para lograr sentirme en equilibrio conmigo misma"

Luego de esta reflexión que tuvo lugar hace unos días, y que es evidente se refería a un perdón sin residuos, ni efectos secundarios, sucedió algo que me hizo ver con claridad la causa de mi dificultad. Me di cuenta de que no lograba perdonarme a mí misma,  porque es evidente que yo había incurrido también en mi propio error, que directa o indirectamente había provocado la situación. Me di cuenta de que quizás me costaba perdonarme mis propios errores y defectos, que necesitaba ser más flexible con mi propia imperfección, exigirme quizás un poco menos.... y de esa manera poder llegar a hacerlo con los otros,  permitiendo que las cosas sucedan sin producir tanto dolor.

Aceptar como somos, para así poder aceptar a los demás, no medir su manera de actuar según el baremo de nuestras expectativas, pueden ser dos buenas pautas para comenzar ese arduo camino hacía el perdón verdadero.

Gracias Utopía por esa imagen a medias Guiño

Brisa Urbana

12/09/2006 15:32 Brisa #. Mi pequeño mundo No hay comentarios. Comentar.

Barreras arquitectónicas

20060913075931-mascaras-de-escaparate.jpg

Hola soy Brisa, la mujer de los ojos que escuchan. Una intrusa en un mundo al que no estoy segura de pertenecer, a pesar de ser un número más en su padrón de estadísticas. En él, habitan un nutrido grupo de filósofos, artistas, escritores, hombres de guerra que dicen hacer el amor cuando la mayoría de las veces solo están practicando sexo, en definitiva profesionales de expresar sentimientos.

Habito en una sociedad, donde desde casi siempre o al menos su historia así lo certifica, la ciencia ha evolucionado de forma increíblemente rápido, pero donde todavía se practica la ablación de las emociones de padres a hijos, entre familiares y amigos, si es necesario, con total impunidad, por lo que el crecimiento a nivel interior todavía se encuentra en sus inicios sin haber experimentado prácticamente evolución.

Se desconoce su origen, pero desde hace algún tiempo que aún no se ha sabido precisar con exactitud, un virus de los más cruentos, ha empezado a causar una extraña infección en su sociedad, su alto nivel de contagio ha logrado convertir en poco tiempo a la mayoría de sus habitantes en disminuidos emocionales, quizás una de las disminuciones más difíciles de sobrellevar, porque la secuela más importante que deja, es el sentimiento de soledad y en muchos casos una profunda depresión.

Pese a que se han comenzado a producir las primeras protestas para que sean eliminadas las numerosas barreras arquitectónicas que se han ido implantando, lo que podría producir la pronta recuperación del corazón  Los costes que puede producir eliminar tantos residuos de corazas, máscaras, distanciamientos, frialdad, falta de comunicación, desamor y así una larga lista de ellos, ha llevado a las autoridades a no tomar cartas en el asunto, probablemente porque se precisaría una costosa inversión en educación y grandes dosis de amor y no están seguros de su rendimiento político, así que una vez más lo tendremos que lograrlo nosotros solos.

"Eliminemos las barreras que imponemos al amor, venzamos el miedo al compromiso, rompamos los muros que levantamos alrededor de nuestro corazón, deshagámonos de las máscaras, incluso de las más hermosas" A ver si de esa manera logramos avanzar aunque sea tímidamente y nos sentimos.

Brisa Urbana 

13/09/2006 08:03 Brisa #. Mi pequeño mundo No hay comentarios. Comentar.

Huellas en el camino

20060924104459-huellas.gif

"Los sueños son la despensa del alma. Si la mantienes bien surtida, tu alma nunca pasará hambre" Cindy Williams

Está semana la empecé con una sensación de desánimo, de tristeza, a veces me cuesta comprender más que aceptar a las personas a quienes quiero, a veces me siento no correspondida, no comprendida, un poco ignorada o sencillamente siento una sensación de impotencia, de no saber transmitir lo que siento con todo mi ser, de no ser capaz de expresar quizás con las palabras o con los hechos, lo que siento en lo más profundo de mi corazón.

Yo creo que hay que vivir como si nunca fuéramos a perder o seremos perdedores siempre, eso no implica que no sepamos aceptar o aprender de la derrota cuando se presente. Creo que no se puede vivir pensando continuamente que no vas a llegar a alcanzar nunca lo que amas,  porque seguramente tendremos razón. Creo que si no te entregas en el amor o en la amistad con toda tu alma, porque algún día terminará y sufrirás, es porque no nos damos cuenta de que es de esa manera, cuando sufrimos más, porque empezamos a hacerlo desde el primer día de la relación, nos creemos inmunizados al dolor y no nos damos cuenta de que lo que estamos es muertos, eso sí, hemos logrado dejar de estar heridos.

He terminado la semana de una forma bonita, con un sentimiento de agradecimiento, de amor, de amistad y de plenitud, no me he rendido, he tenido un ligero sentimiento de superación, a pesar de la dureza de algunos aprendizajes, he logrado desear seguir aprendiendo y sobre todo estoy dispuesta a seguir descubriéndome porque es la única manera de tener algo que compartir y eso me gusta.

En definitiva por ser capaz de seguir soñando, de creer en los sueños y de sentirme con fuerza de intentar lograr que se realicen, por descubrir que dejar huellas o no cuando partamos, no es tan importante como ser capaces de sentir que caminamos y avanzamos. Además aprendí que los perros y los gatos también sueñan y  que hay una brújula imantada en el universo, para que las almas gemelas se reencuentren y no se puedan separar por muy lejos que estén cuando regresan.

Gracias J.R. por la imagen

Brisa Urbana

24/09/2006 11:45 Brisa #. Mi pequeño mundo No hay comentarios. Comentar.

Ecos de Amor

20060928074336-.eco-de-un-cielo-por-brisa..jpg

Nací y lloré. Ellos, querían que llorara, para asegurarse de que todo estaba bien y dieron por supuesto, sin dedicarme tan solo un segundo de reflexión, que mi llanto, era provocado por el dolor o el miedo a la vida. Yo, lloraba de felicidad, de felicidad por que sabía que había iniciado el camino de reencuentro, con las personas con las que había elegido vivir de nuevo. Solo alguien más, en aquella sala de maternidad, entendió mi llanto, ella lo repitió con el mismo amor, en silencio, a través de sus ojos. Se sentía feliz de saberme entre sus brazos, solo mi madre supo hacer un eco de amor a mí amor y tomándome con ternura empezó a amamantarme, yo sonreí y el eco me devolvió su sonrisa. 

Esa fue la primera vez que descubrí lo que era el eco del universo, ese eco que es capaz de devolvernos algo más que sonidos. Un día cuando ya era un poco más mayor mi padre me llevó a una montaña entre montañas y me invito a disfrutar del eco que se producía en ese lugar y yo sin pensarlo me di la bienvenida y grite todo lo fuerte que pude "HOOOLA" y el eco me contestó "HOooLAAaa" y me gustó su manera de decirlo, así que grité "GUAPA" y el eco me respondió "GUAAaaPAAaa" y ya no me pude contener y grité "TE QUIEROOO" y el eco cumpliendo con su compromiso me gritó casi susurrándome "TE QUIEEeeROOoo" y yo sonreí sintiéndome querida.

Ahora sé que mis emociones producen un eco en el universo, ni siquiera entiendo su proceso, pero yo sonrío y otros labios me miran sonriendo, siento ternura y alguien me envuelve en un abrazo, expreso mi amor con una mirada y alguien me responde "te quiero", así que he decidido cuidar el lenguaje de mi vida, por eso de que tiene mucho poder y ahora además he descubierto de forma consciente que igual que cualquier acción puede llegar a adquirir vida propia, a su vez se reproduce en el eco de la vida, cual efecto mariposa.

Hagamos del mundo un lugar más habitable,  evitando ecos innecesarios que nos oscurezcan.

Imagen de "Eco de un cielo" tomada por Brisa Urbana 

Brisa Urbana

28/09/2006 07:39 Brisa #. Mi pequeño mundo No hay comentarios. Comentar.


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris